DEJANOS TU DIRECCION DE CORREO Y RECIBI TODAS LAS NOVEDADES EN TU CASILLA

lunes, 29 de marzo de 2010

HIJOS DE PUTA


Tener presente que no descansan: "Asesinaron a una testigo que había declarado en una causa de la
dictadura.
Silvina Suppo, de 51 años, fue asesinada de 12 puñaladas en su negocio de Rafaela; testigo considerada clave en el juicio que se llevó
adelante contra el ex juez federal Víctor Brusa. La mujer fue quien testimonió uno de los relatos
más comprometedores en la causa por la cual fueron juzgados el ex
magistrado Brusa; el ex comisario y ex jefe de la Dirección de Drogas
Peligrosas, Héctor Colombini; el ex jefe de la Guardia de Infantería,
Juan Perizotti; la ex carcelera policial María Eva Aebi; el ex jefe del
Comando Radioeléctrico de Santa Fe y de la comisaría Cuarta, Mario
Facino; y el ex policía Eduardo Ramos. Había sido detenida y torturada en 1977, a los 17 años".
Ahora dirán que es un robo (ya lo dice La Nación, porque le faltaron del negocio algunas cosas). ¿12 puñaladas para robarle dos huevadas? Que cosa no. Cuando los chocan con un auto dicen que fue un accidente (como a Cafrune). Que cosa no. Cuando aparecen muertos en la celda, que se suicidaron. Que cosa no. Cuando los secuestran -como a Gerez- que se auto secuestraron. Que cosa no, siempre el mismo chamuyo, el mismo verso, de años a esta parte; lo copian de los manuales de contrainsurgencia por si alguno/a no lo sabe, nada es improvisado.
Atrás, sin embargo, sigue estando la mano de los hijos de puta de siempre, como con Julio López. Y Duhalde dice que hay que perdonarlos.

Humberto Tumini
Fuente: Facebook

No hay comentarios:

Publicar un comentario