DEJANOS TU DIRECCION DE CORREO Y RECIBI TODAS LAS NOVEDADES EN TU CASILLA

miércoles, 1 de febrero de 2012

Reforma constitucional y reelección

LA REFORMA CONSTITUCIONAL Y LA RE-RE-RE-RE DE CRISTINA

El gobierno largó sus lenguaraces a la arena política para instalar lo importante que sería llevar adelante una reforma constitucional. Notablemente, no hacen lo que es clásico en estos casos: decir que la misma es para mejorar la calidad institucional, pero meter bajo cuerda la reelección del que gobierna. No, esta vez deslizan -como Diana Conti-que buscan tener una "Cristina eterna"; se ve que el 54% los ha entonado.

Puede ser, el montaje político de un tema urticante como este, una forma de desviar la atención de otras cuestiones que vienen complicando al gobierno como el ajuste en marcha o el cuestionamiento que se extiende a su política minera. Puede ser. Pero convengamos también que siempre ha estado en los planes del kirchnerismo quedarse por una largo período, lo mas largo posible, en el poder político. Nada tienen en ese sentido, que envidiarles a los intendentes del PJ del gran Buenos Aires.

Como es sabido, Néstor Kirchner reformó la constitución de Santa Cruz para acceder a un tercer mandato. Esa le salió bien. Sabido es también que Cristina fue presidenta en el 2007, porque al ex mandatario le salió mal el globo de ensayo reeleccionista con el impresentable Rovira en Misiones.

Hay que ver entonces si se van a animar esta vez con la re-re, o si la van a menear todo el tiempo para no ser la presidenta, andando el mandato, una "pata renga"; con todas las consecuencias que eso suele conllevar. De todas maneras, sí es claro donde nos tenemos que parar en la cuestión la fuerzas progresistas. Ya lo ha expresado Hermes Binner con claridad: "Evidentemente hay un intento de perpetuidad en el poder, el FAP no va a apoyar una reforma constitucional porque es muy riesgoso plantearlo sin un marco teórico conceptual y una realidad que lo demanda".

Dicho en buen romance: no vamos a apoyar ninguna reforma constitucional destinada a buscar un nuevo mandato de la actual gobernante; a tener solo dos la habilita la Constitución. Recordemos también que ella en la Asamblea Constituyente de 1994 votó en contra del artículo que habilitaba una reelección; y mas adelante se opuso decididamente a la re-reelección de Carlos Menem, que intentaba perpetuarse en el gobierno. Suponemos, por ello, que no se quejará Cristina de que el FAP desapruebe la reforma que promueven sus voceros.

Por lo demás, y habida cuenta de ciertas convocatorias que se han lanzado, digamos que para expresar su discrepancia con esta maniobra oficialista, el FAP no necesita hacer acuerdos con dirigentes o fuerzas políticas de centro derecha, lejanas a nuestro proyecto y definiciones. Ya hemos dicho en su momento que "no todo suma".

HUMBERTO TUMINI
MOVIMIENTO LIBRES DEL SUR - FRENTE AMPLIO PROGRESISTA

No hay comentarios:

Publicar un comentario